gdxgroup-big-data-pymes

El Big Data en el crecimiento de la pyme

Si tienes una pequeña empresa, seguro que ya sabes lo importante que resulta potenciar su crecimiento y desarrollo en todo lo posible, sobre todo con el objetivo de no quedarte atrás en la lucha por los clientes frente a las grandes empresas. El uso de big data para pymes se convierte, en este sentido, en una de las mejores herramientas para emprendedores.

¿Qué aporta el big data para pymes?

El big data ofrece la posibilidad de sistematizar y analizar el ingente volumen de datos que todas las empresas generan, ya sean estructurados o en bruto. Este recurso puede aplicarse a empresas y organizaciones de todos los tamaños, ya que ofrece la posibilidad de escalar su capacidad. También es importante señalar que es lo suficientemente flexible para adaptarse a todas las áreas empresariales.

El big data para pymes cuenta con las herramientas necesarias para afrontar el desafío que significa para una pequeña empresa el tratamiento y gestión de toda la información, para convertirla en una referencia de provecho para la solución de algunas de las necesidades de la empresa. Por lo tanto, resultará de gran ayuda cuando se identifique un problema en la organización que sea necesario tratar.

Soluciones de big data para pymes

No caigas en el error de pensar que el big data es solamente para grandes empresas. Como servicio, puede ayudar a que una pyme gestione sus datos de la mejor manera para su optimización. Esto, por supuesto, acaba representando beneficios importantes en el desarrollo del negocio.

Aplicar soluciones de big data a un comercio o a una pequeña empresa ofrece la posibilidad de tratar todos los datos recogidos para convertirlos en información útil a largo plazo. Así, por ejemplo, permite saber qué clientes o productos resultan más rentables, un aspecto clave que puede ayudarte a reorientar tu idea de empresa y a mejorar tus estrategias de venta.

Merece la pena tener presente que la información, en plena era digital, es una herramienta clave para todas las empresas que quieran ofrecer la mejor experiencia de compra a sus clientes, independientemente de su tamaño. Los datos gestionados a través del big data también ayudan a conocer mejor a los usuarios y las conversiones a compra que se realizan, ya sea físicamente o a través del mercado online.

¿Estás pensando que la gestión del big data puede resultar un problema para las pymes? Ni mucho menos tiene por qué ser así. Es verdad que las pequeñas empresas sufren del mal endémico de la falta de recursos humanos suficientes para llevar a cabo todas las tareas necesarias, pero en este caso puedes optar por empresas especializadas en el servicio de big data. Ellas tienen la experiencia y conocimientos necesarios para que puedas disponer de la capacidad de gestión de datos necesaria para crear una estrategia competitiva en tu empresa, todo ello por un precio asequible.

La importancia de un desarrollo continuo

Las características señaladas hasta ahora del big data hacen que se convierta en un elemento indispensable para garantizar el crecimiento de las pymes. Merece la pena tener presente que las pequeñas empresas no pueden permitirse el lujo de verse relegadas a un segundo plano ante las grandes compañías actuales. Los recursos de estas, mucho más numerosos tanto a nivel tecnológico como económico y humano, pueden acabar con las pymes si estas no son capaces de ser competitivas en un ámbito tan importante como la gestión de los datos generados por la propia organización y sus clientes.

Los responsables de las pymes deben ser conscientes de que uno de los grandes obstáculos a los que deben enfrentarse para no perder comba en la lucha en los mercados es la brecha digital. Es en este sentido en el que el big data adquiere un papel democratizador en el panorama empresarial, unificando las organizaciones y negocios por su trabajo, sin tener en cuenta su tamaño.

Además, hay que tener en cuenta que este tratamiento de los datos posibilita que se empiecen a trabajar los datos desde la perspectiva cualitativa, es decir buscando todo lo que pueden ofrecer para la mejora de la empresa, en lugar de solamente cuantificarlos.

Esencialmente, este tratamiento de los datos ayuda a que las pequeñas y medianas empresas puedan seguir siendo competitivas en su sector en tres aspectos:

– La generación de nuevas fuentes de ingresos, usando los datos recopilados para conocer bien las necesidades de los clientes.

– La mejora de la eficiencia operativa, que permite destacar a una empresa por encima de la competencia y ofrecer una buena experiencia de compra, indispensable para su fidelización.

– La reducción de posibles fraudes y riesgos para la empresa.

Todos estos beneficios hacen que el big data para pymes se convierta en el aliado perfecto de las pequeñas y medianas empresas. Gracias a él encontrarán nuevas estrategias de ventas y de acercamiento a los clientes, y de ese modo mejorarán sus perspectivas de desarrollo.

cta-big-data-pyme

Sin comentarios

Publicar un comentario