GDPR-email-marketing

¿Tu empresa cumple con el GDPR en las campañas de email marketing?

El GDPR es la última reforma de la Unión Europea en su política de protección de datos. Afecta a todas las empresas que tengan su sede en un país comunitario y a las que almacenen datos de clientes europeos. Uno de los principales cambios tiene que ver con las campañas de email marketing. A continuación te explicamos de qué manera puede estar incumpliendo una empresa esta normativa actualmente y la importancia de adaptar las prácticas publicitarias a la nueva legalidad.

Email marketing y GDPR

Desde el 25 de mayo, todas las empresas que lleven a cabo campañas de cualquier índole —tanto si son publicitarias como si no— y, para ello, empleen una base de datos, necesitarán la autorización explícita de cada una de las personas a las que deseen enviarles correos electrónicos informativos. Esta es la principal novedad de esta normativa, denominada General Data Protection Regulation o Reglamento General de Protección de Datos, que tiene como principal objetivo unificar las diferentes leyes de la Unión Europea acerca de esta materia. De igual modo, se centra en blindar el derecho del usuario a la privacidad y a recibir exclusivamente la información que desea obtener.

Tal y como mencionábamos anteriormente, este cambio afecta tanto a las nuevas incorporaciones a la base de datos como a las que ya estaban registradas con anterioridad. Sin embargo, aún son numerosas las compañías que siguen enviando publicidad a sus clientes sin tener su consentimiento.

Y, en ese tipo de casos, no solo están incumpliendo la normativa aquellas compañías que no pidan consentimiento, sino también las que no proporcionen una manera fácil de cancelar la suscripción a las campañas de email marketing. A su vez, deben facilitar una dirección de contacto para que el cliente pueda establecer comunicación.

Por otro lado, cualquier futura campaña estará violando la ley si no cumple con los derechos fundamentales del cliente:

– Derecho a rectificar.

– Derecho de acceso.

– Derecho de cancelación.

– Derecho de oposición.

– Derecho a la portabilidad de los datos.

– Derecho de limitación.

– Derecho al olvido.

Adaptar al GDPR mediante una consultoría de protección de datos

De ahora en adelante, toda empresa que no adapte sus campañas publicitarias por email a la protección de datos estará incumpliendo la legislación y, por tanto, se enfrentará a cuantiosas sanciones económicas. Sin embargo, el mayor problema no está en el aspecto financiero sino en la pérdida de reputación. Un negocio que comprometa los datos de sus clientes no será visto como una apuesta fiable por los inversores.

Por este motivo, es fundamental contar con la labor de una consultoría de protección de datos. De este modo tu negocio podrá adaptarse a la nueva ley y todo trabajo futuro de comunicación guardará el máximo respeto a los datos obtenidos. Asimismo, el análisis profundo que realizan sobre el tratamiento de información personal permite detectar cualquier «agujero» de privacidad. A continuación te detallaremos algunos de los principales procesos en los que se debe intervenir para garantizar el cumplimiento de la nueva política comunitaria.

1. Petición de consentimiento, fundamental en la protección de datos

De acuerdo con los cambios legales, debes pedir la autorización del cliente para recolectar los datos y no solo para utilizarlos. Puedes hacer esto, por ejemplo, proporcionando una casilla de aceptación de términos que no esté marcada: deberá ser el cliente quien haga clic.

2. Recopilación de los datos fundamentales

A partir de ahora te recomendamos solicitar a tus nuevos suscriptores solo aquellos datos que te vayan a ser útiles para establecer tu target de cara a futuras campañas. En este sentido, es preferible dejar atrás algunos datos, como el número de teléfono o la dirección completa; en su lugar, limítate a preguntar la ciudad de residencia.

3. Administración de datos

El cliente debe tener un acceso a sus datos registrados, de forma que pueda ver qué información ha compartido con tu negocio. De manera adicional, tiene el derecho de modificarlos en cualquier momento. Te aconsejamos que facilites un enlace al portal de datos, procurando siempre que pueda ser encontrado fácilmente por el usuario.

4. Eliminación de datos

Este es el aspecto más importante. El cliente tiene el derecho no solo a modificar sus datos, como ya mencionamos, sino a eliminarlos de forma definitiva de los registros de tu empresa. Este proceso debe poder realizarse sin grandes dificultades.

5. Información sobre el uso de datos

El usuario ha de tener constancia real del uso que le vas a dar a la información que te proporcione en el registro. En cuanto a esta última cuestión la ley es bastante flexible, por lo que permite que sea la empresa quien decida de qué modo va a informar. Para ello, una buena opción es incluir un apartado en el formulario de registro.

Como has podido ver, el GDPR trae consigo numerosos cambios legales. Conocerlos es fundamental para evitar sanciones y pérdidas de prestigio. En GDX te recomendamos poner tu empresa en manos de profesionales que realicen una consultoría adaptativa. Ponte en contacto con nosotros y nuestros consultores especializados te asesorarán de todo lo necesario para que tu empresa cumpla con la normativa.

Sin comentarios

Publicar un comentario