Clustering de servidores en tu empresa

Un clustering de servidores, conocido también como clúster de servidores, es básicamente, un sistema informático donde varios servidores se unen para funcionar como si fuesen uno solo. Es un sistema que muchas empresas, organizaciones e instituciones están implementado por sus indudables ventajas, aunque también existen algunos inconvenientes, en general relacionados con su coste y complejidad.  A continuación, vamos a desarrollar su definición, hablaremos de los pros y contras de la unión de clústeres, de los tipos que existen y también daremos algunas recomendaciones que te facilitarán la tarea de elegir e implementar un sistema informático de este tipo.

¿Qué es un clustering de servidores?

Un clúster puede definirse como un conjunto de servidores conectados a una red, normalmente de alta velocidad, que comparten recursos de software y hardware en un solo sistema unificado.

El objeto principal de un clúster de servidores es, básicamente, posibilitar que los recursos estén siempre disponibles en función de las necesidades en cada momento, lo que permite protegerse ante los fallos, ya que, en caso de avería o mal funcionamiento de uno de los servidores, el otro tomaría el control de los servicios.

Componentes básicos de un clustering de servidores

Los siguientes componentes son del todo imprescindibles para poder montar y hacer funcionar un clúster de servidores debidamente y que responda a las necesidades de las empresas y sus clientes:

  • Hardware idéntico de cada uno de los sistemas informáticos que componen el sistema: discos duros, memoria RAM, placa madre, etc.
  • Red de alta velocidad, de entre un mínimo de 1 Gbps hasta 20 Gbps.
  • Software del Sistema Operativo, que estará instalado en cada uno de los servidores o nodos del clúster. 
  • Software Maestro o Middleware, el cual se encarga de gestionar la inteligencia del clúster.
  • Servicios de sistema, que gestionan el contenido desde cada nodo: Apache Nginx o LiteSpeed, bases de datos NoSQL, etc.

 

Ventajas de los servidores en clúster

La implantación de un sistema de clúster está ganando cada vez más popularidad entre las empresas y, en general, entre organizaciones de todos los sectores y tamaños, por sus múltiples ventajas e interesantes beneficios:

  1. Continuidad y disponibilidad del servicio. Este es, sin duda, uno de los principales beneficios de esta tecnología. La cuestión básica es que, al trabajar con varios servidores, en el caso de que uno falle, el resto puede hacerse cargo automáticamente del trabajo, eliminando interrupciones en el servicio. De esta forma, se evita dar una mala imagen al cliente, malgastar horas de trabajo e, incluso, perder datos importantes.  
  2. Equilibrio de las cargas de trabajo. Al trabajar con servidores en clúster es posible establecer métodos de balanceo de la carga de trabajo que distribuyan automáticamente los flujos de trabajo. Con esto se evitan retrasos, saturaciones, bloqueos y bajadas de velocidad, situaciones que pueden afectar muy negativamente a la rentabilidad y la productividad de la empresa.
  3. Protección ante ataques informáticos. Los clúster ofrecen más posibilidades de recuperación de la información ante ataques de hackers mediante virus, troyanos, software espía, programas maliciosos, etc. Al usar múltiples servidores, las consecuencias de los ataques destinados a saturar los recursos de un sistema o red son más fáciles de contrarrestar, ya que la información puede ser protegida y trasladada desde diversos flancos. 
  4. Escalabilidad. La mayoría de los sistemas de clústering permiten agregar más nodos a medida que se vayan necesitando, ya sea por una mayor demanda por parte de los usuarios o por cuestiones logísticas de la propia empresa. 

Como hemos visto, los beneficios aportados por un clúster redundan positivamente en la rentabilidad y productividad de las empresas, así como en un mejor servicio a los clientes y a los ciudadanos. De ahí que podamos hablar de un ROI (retorno positivo) de la inversión inicial.

Tipos de servidores en clúster

Existen diferentes maneras clasificar los clustering de servidores, en función de si nos fijamos en la solución que ofrecen, en su campo de aplicación o en la arquitectura utilizada.

Solución ofrecida

  • Clúster de alto rendimiento: utilizan servidores de gran potencia para procesar grandes cantidades de datos a mucha velocidad.
  • Clúster de alta disponibilidad: están pensados para ofrecer las mejores garantías ante fallas en la red, o bien en el hardware o el software. 
  • Clúster de alta eficiencia: lo que se busca con estos clústeres es la máxima eficiencia en el procesamiento de los datos, ya que permiten realizar grandes cantidades de tareas en el menor tiempo posible.

Campo de aplicación

  • Comercial: usados por las multinacionales y grandes empresas para poder dar respuesta a grandes demandas de servicios y a una gran cantidad de clientes.  
  • Gubernamental: usados por gobiernos y organismos públicos para dar un óptimo servicio a los ciudadanos.
  • Científico: están enfocados al procesamiento de datos muy precisos para la investigación en áreas científicas o técnicas: ingeniería, biología, medicina, genética, etc.

Arquitectura utilizada

  • Clúster en la nube: servicios que operan en la nube (cloud), lo que permite el acceso a los datos desde cualquier lugar y a cualquier hora. 
  • Clúster de servidores on premise: soluciones instaladas en local, mucho más personalizadas para aplicaciones concretas.

 

¿Cómo puedo instalar un clúster?

La instalación de un servidor clúster tiene un cierto grado de complejidad, que será mayor en función de si precisamos de un sistema más desarrollado, con muchos servidores y unas funcionalidades muy potentes o altamente personalizadas.

La instalación de un clustering de servidores en tu empresa se divide en dos partes muy diferenciadas:

  1. Instalar los roles y características de cada servidor. En primer lugar, es necesario realizar una óptima instalación de cada uno de los servidores que configurarán el clúster: instalación del rol de acceso remoto u otro sistema operativo, redireccionamiento IP, enrutamiento, etc.
  2. Configuración del servidor. El segundo paso consiste en configurar los distintos valores de cada servidor del clúster, teniendo en cuenta aspectos como el equilibrio de cargas, el enrutamiento y la conectividad.

 

Servidor en clúster: un sistema muy ventajoso de instalación compleja

Como hemos visto, los servidores en clúster tienen muchas ventajas para las empresas, que afectan muy positivamente a su rentabilidad, rendimiento, continuidad del servicio y minimización de fallas.

Sin embargo, los costes de su instalación son altos y requieren de una tecnología compleja y de personal especializado. También es necesario elegir muy bien el tipo de clúster que realmente necesitamos, pues existen muchas opciones, costes, enfoques de uso y funcionalidades muy distintos. 

En GDX Group podemos ayudarte a elegir el clúster informático que más te conviene. Para ello, ponemos a tu disposición un servicio de consultoría IT de alto nivel. Realizamos un análisis de la infraestructura existente para ofrecer la mejor solución global y también consultoría en transformación digital. Esto incluye: virtualizaciones, sistemas operativos, sistemas de comunicaciones, seguridad, digitalización documental y un largo etcétera.

En el ámbito de los clúster, proporcionamos servidores adaptados a las necesidades de cada empresa. Disponemos desde pequeños equipos de menor capacidad y muy silenciosos hasta sistemas avanzados con alta disponibilidad y muy potentes. Dejamos el servicio totalmente operativo, ya que también realizamos cualquier configuración o personalización que se precise.

Otro de nuestros servicios es el mantenimiento de todo tipo de sistemas informáticos y la asistencia técnica necesaria, mediante un service desk con una cobertura ágil y eficiente tanto para consultas como para emergencias.

Sin comentarios

Publicar un comentario