big-data

¿Conoces las cuatro V’s del Big Data?

El big data o análisis masivo de datos es fundamental a la hora de tomar decisiones en una empresa, ya que resulta la forma más efectiva de procesar grandes cantidades de datos. Eso sí, conviene que dominemos esta herramienta a la perfección, de manera que sepamos interpretar los datos que aporta a nuestro favor. A continuación te explicamos las cuatro V’s del big data y su importancia a la hora de extraer conclusiones.

¿Qué son las cuatro V’s del big data?

De acuerdo con los analistas, estas 4 V’s son dimensiones con características propias: cada una aporta valor desde una perspectiva diferente. No obstante se deben trabajar de manera conjunta, ya que toda la información que procesemos debe ser coherente con estos cuatro aspectos principales.

Variedad

A la hora de analizar información, es imprescindible que pueda realizarse a partir de distintos formatos. De esta forma nos aseguramos una gran variedad de posibles fuentes de datos, que proporcionen unas estadísticas fiables y efectivas.

Por otro lado, se ha de prestar atención a las necesidades específicas de cada tipo de dato para su análisis. No es lo mismo la capacidad de procesamiento que requiere un vídeo que una hoja de cálculo. De todos modos, los sistemas automatizados aceleran en gran medida este procedimiento.

Velocidad

Ya que en este tipo de procesos se gestiona una gran cantidad de información a la vez, es importante garantizar un flujo de datos lo más veloz posible entre las fuentes que vayamos a emplear (dispositivos electrónicos, sensores, etcétera). Todo esto nos permitirá obtener datos en tiempo real y totalmente actualizados.

Respecto a esto, lo más aconsejable es adquirir los medios, tanto tecnológicos como formativos, para analizar, gestionar y extraer la información que sea de valor para nuestro negocio en tiempo real. Para ello una buena formación juega un papel fundamental.

Volumen

Claro está que, cuanta más información de valor se analice, más efectiva será para nuestro negocio. En las empresas actuales se examinan grandes cantidades de datos diariamente, convirtiéndose esto en todo un reto para el departamento de informática. Por tal motivo, el sistema debe estar preparado para procesar volúmenes ingentes de información de manera óptima.

Para ello se debe desarrollar un método de análisis y gestión, algo que con la llegada del software especializado se hizo mucho más sencillo. Sin embargo, conviene no descuidar este aspecto y asegurarnos de que conocemos bien el funcionamiento y las particularidades del big data.

Veracidad

Como hemos comentado, no solo importa la cantidad de datos, sino también su calidad. Quizás esta pueda resultar la condición más difícil de controlar si no disponemos de un equipo de profesionales externo. Y es que lo ideal en estos casos es buscar los servicios de especialistas imparciales que eliminen los datos recabados que no consideren del todo fiables o de utilidad para nuestros fines.

Esto es así porque uno de los principales problemas en estos casos es la presencia de datos que no resulten de valor y ralenticen el procesamiento. Esto se soluciona siendo lo más objetivos posibles, examinando en profundidad el flujo diario de información y estableciendo claramente cuáles son los objetivos que deseamos conseguir y el tipo de decisiones para las que se necesita recabar datos.

Beneficios del big data para la empresa

Vamos a terminar analizando los beneficios que esta herramienta aporta a las compañías. Como todos sabemos, el análisis de datos permite que un negocio obtenga respuestas a preguntas sobre sus posibles estrategias. Gracias a esta tecnología, que analiza información que, por su volumen, no puede ser estudiada de ningún otro modo, encontramos distintas ventajas. Veámoslas.

Permite analizar un gran volumen de datos. Así, las empresas pueden descubrir qué soluciones son previsiblemente más exitosas, nuevas oportunidades de negocio o las expectativas de sus clientes.

Reduce los costes. En sus inicios los datos eran gestionados por personas. Actualmente, gracias a la automatización, se permite eliminar el coste de mano de obra. Y esto se traduce en un ahorro económico significativo.

Gran velocidad. Hoy en día los negocios se enfrentan a un mercado cada vez más competitivo. Mantener un análisis de big data actualizado nos permite adelantarnos a la competencia a la hora de elegir qué productos promocionar o en qué campañas incidir especialmente.

Mejor conocimiento del cliente. Gracias a la trazabilidad de los datos se pueden realizar análisis de las necesidades y expectativas del cliente. Esto será fundamental a la hora de diseñar nuevos productos o ampliar el mercado.

Estrategias más efectivas. Cualquier estrategia de negocio que se haga consultando los datos obtenidos del big data será, con toda probabilidad, mucho más exitosa.

Como hemos visto, las cuatro V’s del big data juegan un papel fundamental en la adecuada toma de decisiones de una empresa. No obstante, la información que analicemos debe ser objeto de una constante revisión. Asimismo, no solo debemos prestar atención a la información, sino también a saber cómo interpretarla de forma óptima para extraer las conclusiones que necesitemos. Para más información, puedes contactar con nosotros y preguntarnos lo que desees.

GDX_GROUP_CTAS_BLOG

Sin comentarios

Publicar un comentario