Internet de las Cosas, consigue una oficina conectada

El Internet de las Cosas es un concepto muy amplio que sirve para definir una tecnología emergente basada en la interconexión de los elementos cotidianos, tanto en el hogar como en el trabajo, ya sea entre ellos o con la red de Internet

Esta tecnología abre un mundo de nuevas posibilidades en todos los ámbitos, ya que los llamados dispositivos IOT (por las siglas en inglés Internet of Things) pueden encontrarse en multitud de sectores: industrias, oficinas, gestión de servicios públicos, etc. y las expectativas de crecimiento (favorecidas por el desarrollo del 5G) son enormes.

El reducido tamaño de los dispositivos basados en el Internet de las Cosas y su bajo consumo energético los convierte en respetuosos con el medio ambiente y, por lo tanto, compatibles con las nuevas necesidades y normativas en materia de reducción de residuos y optimización de los recursos. Se trata de otro valor añadido más a esta tecnología, todavía en fases iniciales, pero que dará mucho que hablar en el futuro más inmediato.

¿Qué son los dispositivos IOT?

Los dispositivos IOT (Internet of Things) tienen hoy en día un alcance global y con múltiples aplicaciones. En sus inicios, los IOT eran básicamente wearables del tipo gafas virtuales, pulseras de fitness o tejidos de ropa deportiva. Estos permitían realizar algunas mediciones como los kilómetros recorridos, las pulsaciones por minuto o la temperatura corporal. Pero lo cierto es que hoy en día las aplicaciones de estos aparatos van mucho más allá.

Cualquier dispositivo con posibilidades de interconexión a través de una red, que puede ser de carácter privado o internet, puede formar parte de la categoría de IOT y su uso tradicional entrará, de golpe, en una nueva dimensión, con muchas más posibilidades.

Cómo pueden beneficiarse las empresas del Internet de las Cosas

Muchas empresas pueden incorporar los dispositivos IOT como una nueva línea de negocio, ya sea creando nuevo software o hardware de este tipo, o bien incorporándolos a aparatos ya existentes.

Pero, aunque nuestra empresa no se dedique directamente al desarrollo de esta tecnología, puede beneficiarse de sus muchas ventajas y múltiples aplicaciones. Estas son algunas de ellas:

  • La tecnología IOT permite una mayor interconexión de todos los dispositivos de una oficina o entorno laboral, pudiéndose compartir los datos generados entre compañeros de trabajo, clientes u otros agentes interesados. Esta mayor capacidad para interconectarse y compartir datos permite un trabajo conjunto entre departamentos y profesionales más efectivo y fructífero. 
  • Permite realizar todo tipo de mediciones y analizarlas en tiempo real, lo que posibilita, por ejemplo, comprender mejor el comportamiento de nuestros clientes, realizar predicciones objetivas y tomar las mejores decisiones. 
  • Las aplicaciones industriales del IOT son enormes, permitiendo la robotización de plantas enteras con dispositivos y sensores interconectados capaces de generar avisos o alarmas y poner en marcha acciones o protocolos de un modo automatizado.
  • La biométrica o la geolocalización pueden ser de gran ayuda para modernizar y automatizar los procesos de trabajo y los niveles de rentabilidad de empresas de medicina, biología, transporte o incluso ganadería.
  • Los diferentes sectores industriales estarán mucho más interconectados, lo que permitirá un intercambio de información mucho más fluido y de más calidad, que se traducirá en un impulso de las líneas de negocio transversales y la innovación a varias bandas.

 

La necesidad de profesionales con las competencias suficientes

El Internet de la Cosas demanda un tipo de profesional con unos conocimientos muy técnicos y específicos y con la suficiente capacidad para liderar proyectos complejos y estimulantes, con un gran potencial de crecimiento como:

  • Desarrollo de modelos de negocio basados en este tipo de sistemas.
  • Diseño, construcción y despliegue de dispositivos IOT.
  • Diseño, fabricación e implementación de las operaciones relacionadas con los sistemas de recogida y procesamiento de toda esta información y desarrollo de las secuencias lógicas de actuación.

GDX Group puede ayudarte en la transformación digital de tu empresa gracias a sus servicios de asesoramiento y consultoría. Te ayudamos a integrar y aplicar las tecnologías más vanguardistas primando en todo momento criterios de practicidad, rentabilidad y eficacia. 

Actualmente, la aplicación en las empresas de las nuevas tecnologías y la adaptación a los nuevos sistemas de trabajo marcados por esta no es un hecho deseable, sino un factor indispensable ya no solo para el éxito de la empresa, sino a veces también como única forma de sobrevivir en un mercado cada vez más globalizado, competitivo e interconectado. 

Súbete al tren de la innovación empresarial con nosotros. Te ayudamos a conseguir tus objetivos y conseguir una empresa moderna y totalmente alineada con las tecnologías más punteras y eficientes.

CTA-transformacion-digital

 

Sin comentarios

Publicar un comentario