virtualizacion-innovacion

Virtualización para ganar en innovación

¿Qué es la virtualización? Seguro que has escuchado esta palabra en muchas ocasiones, pero la verdad es que muchos responsables de negocios todavía no tienen claro qué implica realmente este concepto. A continuación descubriremos juntos las claves de la virtualización en las empresas y cómo pueden ayudarnos a mejorar los resultados de nuestra organización.

¿Qué es la virtualización?

Consiste en el proceso de abstracción de los recursos físicos de las tecnologías de la información. Puede aplicarse tanto al hardware como al software, y sus componentes lógicos se pueden usar en las mismas condiciones que sus equivalentes físicos.

La virtualización es la base de los diversos servicios que podemos encontrar en la nube y que nos permitirán aplicar las nuevas tecnologías a la empresa sin tener que hacer grandes inversiones. Esto resulta especialmente interesante para autónomos y pymes, que se caracterizan por presupuestos ajustados.

Ventajas de la virtualización

– La escalabilidad. Podemos crear las máquinas virtuales que requieran las necesidades de nuestra empresa y eliminarlas cuando ya no nos hagan falta, en función de la demanda.

– La compatibilidad. Las aplicaciones virtuales pueden desarrollarse sin necesidad de un sistema operativo determinado, siempre en un entorno controlado.

– La seguridad. Una de las ventajas de las máquinas virtuales es que están aisladas. Por lo tanto, si tienen un fallo, este no afectaría al resto de la empresa. Además, los entornos virtualizados están, en general, mejor protegidos contra el malware e, incluso, pueden hacer que cambie su comportamiento.

Cambios en la manera de trabajar

Hay que tener en cuenta que la virtualización representa una revolución en la manera de trabajar, consiguiendo que sea posible responder a la demanda de los clientes de nuevos productos y servicios. Instalar una máquina virtual en nuestra empresa nos puede ayudar a ejecutar diversas acciones a partir de un único dispositivo físico.

Gracias a ella, tendremos la posibilidad de acceder a los mismos sistemas operativos y software que podríamos tener con un hardware físico, como sucede, por ejemplo en el caso de la creación de centros de datos virtuales. En otras palabras, nos ayuda a crecer como negocio y a ser más competitivos.

Virtualización en las empresas como oportunidad de innovación

Poder disponer de los elementos que nos ofrece la virtualización sin tener que hacer la misma inversión que haríamos para obtener sus recursos físicos equivalentes es una oportunidad única para muchas empresas. Ahorrar costes y tiempo de implantación de las nuevas tecnologías permite impulsar la innovación y detectar nuevas oportunidades de negocio. No podemos olvidar que esto es un requisito indispensable para que la organización crezca y se desarrolle, de manera que pueda ofrecer vínculos más estrechos y efectivos con los clientes.

Si nos aliamos con las nuevas tecnologías y las TIC, estaremos dando el primer paso para que nuestra empresa mire hacia el futuro y sea capaz de adaptarse a los cambios del mercado de manera eficiente. Podemos decir que la virtualización es la herramienta perfecta para que nuestro negocio disponga de la flexibilidad necesaria para desarrollarse y evolucionar a largo plazo.

De todos modos, para poder optimizar las oportunidades de innovación y desarrollo empresarial que ofrece la aplicación de los sistemas de virtualización a tu empresa, debemos ser conscientes de que introducirnos en esta nueva cultura de trabajo requiere del asesoramiento de profesionales especializados. Con su ayuda, podremos descubrir todo lo que puede ofrecer virtualizar tu espacio de trabajo, tanto a nivel económico como de servicios.

Adaptar la tecnología a la empresa

¿Estás pensando en apostar por la virtualización de tu empresa? Si es así, antes de iniciar el proceso debemos tener en cuenta que las TIC ofrecen diversas posibilidades de abstracción de recursos físicos. Por lo tanto, habremos de conocerlas todas antes de valorar qué acciones son más adecuadas para nuestro negocio. Nos referimos, esencialmente, a la virtualización de:

– Software

– Hardware

– Almacenamiento

– Datos

– Red

Como podemos comprobar, las opciones de aplicación de esta tecnología son muy amplias. Por lo tanto, para optimizarla es necesario que valoremos realmente las necesidades que debemos cubrir. Es decir, que habremos de llevar a cabo un plan de virtualización que ponga en valor los recursos con los que contamos y el diagnóstico de los puntos a trabajar para mejorar el desempeño de nuestro negocio.

Una vez hayamos determinado los objetivos más importantes para la empresa a nivel tecnológico nos resultará mucho más fácil el proceso de virtualización. Y, por supuesto, más efectivo. Hay empresas que necesitan focalizarse en el trabajo, en la deslocalización o en el procesamiento de los datos para poder ofrecer un mejor servicio de atención al cliente. ¿Qué significa esto? Esencialmente, que cada negocio necesita un tipo de virtualización tecnológica específica para conseguir un proyecto adecuado a cada caso. Conocer las ventajas de este proceso para las empresas te ayudará a optimizar tus servicios y rentabilizar tus acciones.

Ahora que sabes qué es la virtualización, ¿quieres saber qué opciones tienes para tu negocio? Contacta con nosotros para tener asesoramiento personalizado.

cta-factura-electronica

Sin comentarios

Publicar un comentario