rpa

RPA (Automatización Robótica de Procesos): Principales características

La Automatización Robótica de Procesos o RPA se ha convertido en los últimos años en una de las herramientas de automatización empresarial más valoradas por las organizaciones que quieren mejorar su gestión. Conocer la RPA y sus características, así como las ventajas de  su implementación, nos ayudará a entender las razones de su éxito.

 

RPA, ¿qué es?

Cuando hablamos de la Automatización Robótica de Procesos nos referimos a la tecnología diseñada para que un determinado software pueda optimizar el uso de aplicaciones informáticas recurriendo a la acción humana en lo mínimo indispensable. Se aplica especialmente a los procesos que se llevan a cabo de manera repetitiva y con muy pocos cambios.

Para realizar esta automatización se recurre a robots software, que ofrecen buenos resultados en cuanto a los niveles de calidad y productividad de las tareas realizadas.

 

RPA y sus características

Si analizamos la RPA y sus características, nos daremos cuenta de las ventajas que ofrece en comparación a otras herramientas usadas en los procesos de automatización empresarial.

  • Los robots de software son extraordinariamente precisos: están programados para no romper las reglas, no cometer errores y ser constantes en la realización de las tareas
  • Todas las acciones llevadas a cabo por los robots son monitorizadas. Por lo tanto, el usuario controla que operen según la normativa vigente en el sector
  • Reduce los costes de procesamiento en un 80%. En consecuencia, ofrece una buena rentabilidad de la inversión
  • Es una solución escalable, que permite hacer numerosas operaciones en paralelo, tanto en el escritorio como en la nube
  • También proporciona la opción de añadir robots adicionales sin problemas, según las necesidades de cada momento. De hecho, son tan fáciles de entrenar que se integran perfectamente en cualquier sistema
  • Finalmente, merece la pena destacar que las herramientas RPA ofrecen un alto nivel de velocidad y productividad, que permite aligerar la carga de trabajo y la presión en los empleados. De esta manera, pueden dedicar más tiempo a mejorar la atención a los clientes, un factor esencial para mejorar los resultados de la empresa.

 

¿Qué procesos se trabajan con RPA?

La RPA y sus características principales permiten su aplicación en procesos que sean:

  • manuales
  • repetitivos
  • basados en reglas definidas
  • con pocas excepciones
  • con un alto volumen de entradas electrónicas estándar y estructuradas
  • estables, que no se modifican constantemente

La realización de cálculos, la extracción de datos de una web o la lectura y escritura en una base de datos son algunas de las tareas que puede resolver la tecnología de Automatización Robótica de Procesos.

RPA Uipath

La plataforma RPA Uipath nos ofrece un gran número de actividades y, además, es extensible. También cuenta con prestaciones que se integran con tecnologías específicas, como el ERP.

Al hablar de RPA y sus características debemos destacar:

  • su implementación con resultados rápidos y positivos
  • sus bots tienen aprendizaje automático, lo que facilita su entrenamiento para que tomen las mejores decisiones
  • es escalable, por lo que puede adaptarse a todo tipo de procesos y tamaños de empresas
  • dispone de prestaciones de alto nivel en cuanto al grado de seguridad que ofrece
  • es completamente auditable

 

Comparativa con BPM

Las herramientas de Business Process Management (BPM) establecen procesos similares a los que aplica la RPA. De todos modos, es necesario tener en cuenta que su contexto es muy diferente a la hora de realizar una comparativa con herramientas RPA.

Mientras que el Business Process Management se orienta a asegurar que los procesos del negocio y sus operaciones son sólidos y estables. La RPA se usa, en cambio, para hacer las tareas que harían las personas, pero de un modo más rápido. Por supuesto, esto implica que sus operaciones serán más superficiales que las llevadas a cabo por la mano humana.

En otras palabras, podemos decir que la tecnología BPM es la base sobre la que operan los flujos de trabajo de la empresa. Incluye a los usuarios, los sistemas y los datos generados en la organización. Además, se puede integrar con sistemas externos.

Por otro lado, la tecnología de Automatización Robótica de Procesos se centra en la mejora de la realización de tareas repetitivas, que son en la mayoría de los casos las responsables de obstaculizar los procesos normales de la empresa.

Por lo tanto, ambas soluciones tienen áreas de influencia tan diferentes que pueden coexistir en la empresa sin ningún tipo de conflicto entre ellas. Lo más recomendable para su correcta implementación es empezar detectando los obstáculos que ralentizan los flujos de trabajo para optimizarlos con un BPM. A partir de aquí, las herramientas RPA solventarán los problemas relacionados con la realización de las tareas más repetitivas.

 

Conocer a fondo la RPA y sus características nos permite entender las posibilidades que nos ofrece esta herramienta para mejorar los flujos de trabajo de la empresa.

Sin comentarios

Publicar un comentario