Servicios de consultoría informática: cómo te pueden ayudar

Los servicios de consultoría informática tienen como objetivo principal analizar y  determinar detalladamente en qué estado se encuentra una empresa, organización e institución en el ámbito informático: hardware con el que cuenta, software, aplicaciones, uso de la nube, seguridad, cumplimento de la normativa de protección de datos y otras cuestiones y un largo etcétera. 

Tomando como base este diagnóstico inicial, la empresas que se dedican a la consultoría informática elaboran un plan de acción junto a sus clientes, que puede suponer la implantación de acciones y medidas muy diversas: asesoramiento técnico, alquiler y mantenimiento de equipos de hardware y software, contratación de personal especializado, etc.

 

Funcionamiento de una consultora informática

El trabajo a realizar por parte de una consultora informática es muy diverso y depende sobre todo de las necesidades específicas de cada cliente y del punto en que se encuentre la empresa en lo que se refiere a desarrollo informático. También hay que tomar en consideración cuáles son sus objetivos inmediatos y de futuro a nivel de transformación digital, las necesidades y problemas a resolver y la gravedad y urgencia de los mismos.

Un proyecto de consultoría informática puede llegar a ser muy complejo y es fundamental el buen entendimiento entre la consultora y su cliente, siendo necesarios la definición y el seguimiento de una estrategia y un plan de trabajo conjuntos. Deben definirse muy bien los objetivos a conseguir y las acciones a implantar de un modo concreto, detallado y cuantificable, asociándolos a unos plazos y recursos coherentes y asumibles.

 

Fases de un proyecto de consultoría informática

Aunque los proyectos de consultoría pueden ser muy distintos unos de otros y, en consecuencia, las estrategias y las fases o etapas de cada trabajo pueden variar, por lo general un proyecto de consultoría informática se divide en las siguientes fases:

    • Diagnóstico inicial.  En primer lugar, se realiza una auditoría de la situación de partida, identificando problemas y áreas de mejora. En esta etapa es ideal que consultora y empresa cliente trabajen de manera conjunta, con el máximo grado de colaboración.
    • Diseño de una hoja de ruta, también denominada plan de acción. En función de los resultados obtenidos en el análisis previo, se diseña un calendario donde consten, como mínimo, acciones a realizar, con las fechas aproximadas de ejecución y todos los recursos necesarios: económicos, técnicos, de personal, equipos necesarios, licencias de software, etc.    
    • Implementación del plan trazado. En esta etapa se ejecutan todas y cada una de las acciones planteadas en la hoja de ruta. Estas acciones pueden ser puestas en práctica por el propio personal de la empresa, pero en la mayoría de casos la consultora seguirá implicada en el proyecto, aportando medios técnicos y humanos, experiencia y conocimientos. 
    • Evaluación de resultados. Aunque no es obligatorio, es muy recomendable que la consultora haga una diagnosis de los resultados obtenidos y compruebe si se están logrando los objetivos previstos, poniendo en marcha las acciones correctivas necesarias en caso de una falta de alineación entre lo logrado y lo que se pretendía.  

 

En definitiva, la consultora lo que hace es aportar soluciones informáticas concretas en función de unas necesidades y unos problemas detectados tras un análisis previo de la situación.

Los distintos servicios de consultoría informática

Actualmente, la informática está presente en prácticamente todas las áreas de trabajo de las empresas, lo que provoca que las posibilidades de intervención de una consultora informática sean muy amplias. Por este motivo, hoy en día las consultoras informáticas están muy especializadas, contando entre sus filas con profesionales diversos con una formación muy concreta y específica: consultor de sistemas, asesor tecnológico, experto en consultoría TIC, etc.

No obstante, existen una serie de áreas o ámbitos de actuación que son bastante comunes en prácticamente todas las empresas, ya sea para cumplir con la normativa, garantizar la seguridad de sus propios datos o de terceros, poder trabajar en la nube, poner en marcha planes de marketing online para dar a conocer sus productos o servicios o potenciar la marca (branding).

Estos son los servicios de consultoría informática más frecuentes:

Servicios de protección  de datos y seguridad

Este es uno de servicios fundamentales que puede ofrecer una consultoría informática, puesto implica acciones tan importantes y de obligado cumplimiento por la normativa europea como:

        • Proteger los datos de terceras personas frente a personas ajenas a las empresa, personal no autorizado y acciones hackers informáticos y malwares.
        • Hacer copias de seguridad, determinando el backup más adecuado de los datos e información de la empresa, con el fin de evitar borrados accidentales y pérdida de datos por mal funcionamiento de los equipos, accidentes (inundaciones, incendios), ataques informáticos, etc.
        • Gestión de contraseñas y de distintos niveles de autorización. 
        • Garantizar que la actividad de la empresa no se vea comprometida por una interrupción o funcionamiento deficiente del sistema informático.

 

Servicios de trabajo en la nube (cloud) y recuperación de datos

Los sistemas cloud o en la nube han dotado de fluidez y eficacia el trabajo de las empresas, permitiendo que cualquier empleado pueda trabajar desde casi cualquier lugar que tenga conexión a internet con su portátil, tablet o pc.

Pero muchas empresas todavía no han hecho una verdadera transformación digital o se han quedado a medio camino, perdiendo mucho potencial y desaprovechando las posibilidades de los servicios de cloud y backup, recuperación de datos, etc. Una consultora IT puede ofrecer soluciones y servicios óptimos también en este ámbito.

Centralización e integración del software

Elegir y poner en marcha servicios de software centralizados (CRM) e integrados con todos los profesionales y departamentos no es un proyecto fácil, si no se cuenta con el asesoramiento técnico y los medios adecuados. Este es, por lo tanto, otro servicio básico de las consultorías informáticas, que en algunos casos puede ser completado con el desarrollo de aplicaciones personalizadas a cada empresa o cliente para abordar sus necesidades más concretas y específicas.

Marketing online

En un sentido amplio, las consultoras pueden realizar funciones de diseño web y posicionamiento orgánico (SEO) o de pago (SEM) en buscadores y redes sociales.  Un aspecto hoy en día imprescindible para promocionarse adecuadamente en un mercado cada vez más competitivo. 

 

En GDX Group ofrecemos servicios de consultoría tecnológica dirigidos a la transformación digital con un enfoque global, para ayudar a las empresas a optimizar sus inversiones, ahorrar costes y acertar en sus decisiones operativas.

CTA-transformacion-digital

Sin comentarios

Publicar un comentario