Servidor Nas: Qué es y cuál es el mejor para mí

Un servidor NAS (acrónimo de Network Attached Storage) es un dispositivo de almacenamiento de alta capacidad que se encuentra en un práctico y útil punto intermedio entre el almacenamiento local y la nube. En este artículo desarrollamos ampliamente las funcionalidades y principales características de esta tecnología y te ayudamos a elegir el que más se adapte a tus necesidades.

 

¿Qué es un servidor NAS y cómo funciona?

Un servidor NAS es, básicamente, un sistema de almacenamiento que no se conecta directamente con tu ordenador, sino que lo hace a través de una red local (doméstica o en tu oficina) para que puedas acceder a tus archivos desde dispositivos móviles y ordenadores, sin necesidad de conectarte directamente a la unidad.

Su capacidad de almacenamiento es alta, por lo que permite guardar y compartir todo tipo de archivos multimedia, compatibles para vídeos corporativos o, incluso, consolas de videojuegos. 

Un NAS es, por lo tanto, un sistema que posibilita el almacenamiento y gestión de información y datos en múltiples formatos de un modo descentralizado. Eso significa que todos los dispositivos (PCs, portátiles, móviles, tablets, consolas, etc.) de la red que se encuentren conectados a dicho servidor NAS, pueden acceder a estos datos de un modo rápido y seguro.

Un servidor NAS nos ofrece la oportunidad de concentrar todo tipo de contenidos en un único aparato, con el fin de que se encuentren disponibles por los usuarios que lo soliciten y tengan acceso a la red. Otra ventaja de contar un dispositivo NAS es que ya no es necesario tener el PC encendido para poder acceder a la información que necesitamos, ya que podemos gestionarla desde otro aparato, como puede ser nuestra tablet o el televisor.

La mayoría de los modelos de servidor NAS funcionan con protocolos como UPnP y DLNA, los cuales permiten almacenar y servir contenido multimedia a aparatos como móviles o incluso televisores, siempre que se encuentren conectados a la red.

 

¿De qué está compuesto un NAS?

 

La composición más habitual de un NAS es la siguiente:

  • Un procesador
  • Un disco duro NAS (algunos modelos incorporan dos o más unidades de disco duro), normalmente tipo SATA en modo RAID
  • Un sistema operativo tipo Linux para poder controlar todas las transacciones y tareas de red

Estos componentes confieren al NAS de un gran nivel de autonomía, que nos permite su uso incluso en caso de fallo de las computadoras de la red.

Un servidor de almacenamiento NAS no dispone de teclado, ratón ni elementos de visualización, por lo que su acceso y control debe realizarse obligatoriamente a través de un cliente web.

 

Utilidades de un servidor NAS

 

Tradicionalmente, los servidores NAS se han utilizado para almacenar y compartir archivos en una red doméstica o de oficina, normalmente con un número no demasiado grande de usuarios. Pero los avances experimentados por esta tecnología en los últimos años han propiciado el desarrollo de versiones que permiten más funcionalidades, más variadas y complejas.

Veamos los principales usos de un servidor NAS:

  • Almacenar información y datos con el fin de que estén disponibles para los dispositivos conectados a una red, tanto en el hogar como en la oficina.
  • Compartir en red contenidos multimedia (vídeos, audios, fotos, videojuegos…) para poder acceder a ellos desde televisores, tablets, smartphones, reproductores de archivos de música digital, etc.
  • Poder consultar documentos online por parte de los empleados, aunque se encuentren fuera de la oficina.
  • Generar protocolos de seguimiento y almacenado de contenidos creados en el trabajo con el fin de que siempre estén disponibles y accesibles.  
  • Puede usarse como herramienta para realizar backups (copias de seguridad). Algunos modelos incorporan la replicación remota cifrada, una función avanzada que añade un plus de seguridad para la información almacenada en caso de falla.
  • Los NAS pueden configurarse como servidores multifuncionales: web, correo electrónico e impresión, lo que puede ser de gran ayuda para el trabajo en casa o en la oficina.
  • También puede utilizarse como servidor de vigilancia a través de cámaras web en sistema remoto.

Te ayudamos a elegir el mejor NAS para ti

Actualmente existe en el mercado un amplio abanico de modelos y versiones de NAS, cada uno de ellos con una capacidad de almacenamiento, rendimiento, funcionalidades potenciales y servicios de acceso remoto y en la nube muy distintos.

En la práctica, tus posibilidades económicas y, sobre todo, el uso presente y, esto es importante, también futuro que vas a darle son las dos variables que, en óptima combinación y correctamente sopesadas, deben de guiarte a la decisión final de adquisición de uno u otro tipo o modelo de NAS.

 

¿En qué te tienes que fijar antes de adquirir un NAS?

 

Estas son las características que debes tener más en cuenta a la hora de comprar un NAS, ya que van a tener una gran influencia en las posibilidades, funciones y rendimiento del aparato:

  • Capacidad de almacenamiento. Los servidores NAS suelen tener como mínimo 2 TB de memoria. Pero esta capacidad puede ser insuficiente si el uso que le queremos dar es empresarial, en esos casos deberíamos elegir un modelo con, al menos, 8 TB. También debes valorar el número de discos que vas a necesitar, si requieres RAID y las posibilidades de ampliación.
  • Conectividad a la red. Hoy en día no está demasiado extendido el sistema de conexión inalámbrica, por lo que para la mayoría de NAS la conectividad es Gigabit Ethernet por cable. Este sistema puede ser suficiente para uso doméstico, pero si lo quieres para una empresa, quizás deberías decantarte por un modelo que disponga de dos o más puertos Gigabit para Port Trunking, ya que así dispondrás de redundancia de conexión en caso de fallo de uno de los puertos.
  • Procesador. Como ocurre con los ordenadores, las unidades NAS mejoran su funcionamiento y rendimiento en la medida en que el procesador sea mejor y tenga más memoria. El procesador FreeNAS Mini de ixSystems es una de las mejores opciones del mercado.
  • Backup y protección. Si tu prioridad es la seguridad y la recuperación segura de los datos, deberías decantarte por alguno de los modelos de alta gama, que incorporan funciones de configuración de redundancia (RAID) e incluso sistemas de monitorización integrada, que alertan de posibles fallos y averías. Algunas versiones ofrecen medidas y sistemas de seguridad adicionales como cifrado de archivos, protección contra intrusos o sistemas de seguridad física, como los Kensington Security Locks (o K-Slots).
  • Servicios en la nube y acceso remoto. Además del acceso en red local, los dispositivos NAS permiten acceder a datos en la nube y manejar el aparato en remoto. Estas posibilidades y servicios varían de un modelo a otro de NAS. Un buen ejemplo es el servicio de nube personal myNQAPCloud.

 

5 modelos de servidores NAS muy recomendables

En base a los requisitos anteriormente expuestos, a continuación, citamos 5 modelos de almacenamiento NAS muy interesantes por su buena relación-calidad precio y óptimas prestaciones:

  1. QNAP Turbo TS-251A. Es uno de los NAS más sencillos de configurar (a través de una APP para smartphone) y dispone de varias versiones: uno o dos discos duros y almacenamiento de 2TB, 8TB y 20TB. Sus prestaciones son más que aceptables y el precio muy competitivo, lo que lo convierte en ideal sobre todo para el uso doméstico.
  2. Western Digital EX4100. Es un modelo más caro pero justificable por sus múltiples funciones y capacidad para hacer copias de seguridad en servicios en la nube como Dropbox. Esto lo convierte en una opción de NAS muy interesante para incorporar a un puesto de trabajo de tamaño pequeño o medio.
  3. QNAP TS-451+. Se trata de un dispositivo de almacenamiento NAS de precio medio con un conjunto de características únicas, como disponer de 4 bahías, lo que lo convierte en perfecto para backup, o la función de transcodificación de vídeo en tiempo real y sin conexión.
  4. Synology DS416PLAY. Es, probablemente, la mejor opción para los usuarios domésticos, o bien que lo quieran utilizar para un pequeño negocio o pequeña empresa, si tienen la intención de subir un peldaño y apostar por un modelo más competitivo. Es un dispositivo NAS perfecto para la transmisión de contenidos multimedia y su rendimiento es excelente.
  5. Synology EDS14. Hemos seleccionado también este modelo, aunque sea un poco básico a nivel de opciones de almacenamiento, ya que su pequeño tamaño lo convierte en ideal para opciones de vídeo vigilancia con cámaras en red IP.

Un sistema NAS es una solución efectiva y simple para disponer de un repositorio centralizado de datos que funcione a través de una red local, con opciones de backup y diversos servicios en la nube. Te podemos ayudar en la implantación de este sistema con nuestro servicio de consultoría IT de GDX Group. ¡Infórmate!

 

Tags:
,
Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.