Industria 4.0: La transformación digital de la industria

El concepto de industria 4.0 hace referencia a la aplicación de la transformación digital a un sector concreto: el de la industria. El desarrollo masivo e imparable de internet ha tenido un impacto extraordinario en la economía y la forma de trabajar de la sociedad del siglo XXI, influyendo de un modo radical en prácticamente todos los sectores. Obviamente, la industria no es una excepción y esto está provocando que, de la mano de las nuevas tecnologías, el sector industrial esté inmerso en un proceso de transformación importantísimo, encaminándose a lo que se conoce como industria 4.0 o cuarta revolución industrial.

La aplicación de las tecnologías disruptivas: un factor diferencial de la industria 4.0

La transformación digital del sector industrial se fundamenta, igual que en el resto de sectores económicos y laborales, en el uso progresivo de las tecnologías de la información o TICs (archivos digitales, correo electrónico, webs, redes sociales…). Pero en la industria digital se aplica con mayor intensidad un área todavía novedosa y aún poco desarrollada en otros sectores: nos referimos a las tecnologías disruptivas.

Cada cierto tiempo irrumpen innovaciones importantes, con una influencia mucho mayor que los pequeños cambios y mejoras que, ininterrumpidamente, se dan en las tecnologías que ya hemos incorporado a nuestro día a día laboral y social. Por eso se las conoce como tecnologías disruptivas, porque suponen un revulsivo y un cambio radical en las formas de trabajar, de comunicarse y hasta de divertirse.

El sector industrial, muy presionado por un mercado global cada vez más exigente y competitivo, está obligado a crear productos más innovadores y personalizados y, además, reduciendo costes. Esto le crea la imperiosa necesidad de incorporar, tanto en los productos que fabrica como en los procesos de trabajo, los avances más vanguardistas y novedosos de la transformación digital. En este grupo tecnológico puntero y de máximo nivel se encontrarían el internet de las cosas, la impresión 3D, la inteligencia artificial, la robotización de las cadenas de montaje, o el análisis de datos (Big Data), entre otros importantes avances.

 

Fundamentos y tecnologías clave en los que se sustenta la industria 4.0

El nuevo modelo industrial propiciado por la industria 4.0 se fundamenta en 3 grandes conceptos:

    1. Automatización a todos los niveles: plataformas de montaje, cadena de suministros y todo tipo de procesos administrativos, de marketing, etc.
    2. Conectividad de muchos de los productos fabricados. La posibilidad de que una cafetera o una pieza de ropa deportiva, por citar un par de ejemplos, puedan conectarse a internet y gestionar datos o poderse manejar en modo remoto es un valor añadido que muy pronto se convertirá en imprescindible para la mayoría de usuarios.
    3. Información digital global. Lo cual significa estar permanentemente conectado con clientes, proveedores, socios y entre los propios empleados, los cuales han de tener la posibilidad de poder trabajar a distancia, en cualquier lugar y a cualquier hora.  

 

Las tecnologías clave de la industria digital

La industria 4.0 se sustenta en una serie de tecnologías clave, muy novedosas y avanzadas, que permiten desarrollar los conceptos fundamentales citados anteriormente.

Estas son algunas de las tecnologías con mayor peso específico en la denominada industria inteligente:

  • Plataformas robotizadas. Esta es una pieza central y básica en el proceso de producción y funcionamiento de este tipo de industria avanzada. Las cadenas de montaje funcionan cada vez más como máquinas inteligentes, donde las tareas de los empleados pasan a ser básicamente de supervisión, control de calidad y, en general, trabajos con un mayor índice de creatividad y valor añadido. Con la inclusión de la inteligencia artificial, que actualmente se encuentra aún en un nivel básico pero que está avanzando a marchas forzadas, en breve podremos contar incluso con robots colaborativos capaces de aprender de su propia experiencia.
  • Impresión 3D. Esta tecnología tiene un potencial extraordinario, ya que permite la denominada fabricación aditiva, un sistema que abre todo un mundo de posibilidades: producción de todo tipo de objetos tridimensionales a partir de modelos virtuales; creación de prototipos de manera ágil, económica y rápida; posibilidad de descentralizar la producción y hacerla mucho más flexible y personalizada…
  • Internet de las cosas. Se trata de añadir un software a los objetos de uso cotidiano, situándolos en otra dimensión, mucho más útil y completa y haciendo realidad un mundo interconectado, con todo tipo de opciones de control y gestión en modo remoto.
  • Análisis complejo de datos. El Big Data combinado con las infraestructuras de Cloud Computing (nube) permite obtener unas utilidades del análisis de datos realmente excepcionales, como establecer de antemano patrones de conducta o tomar las mejores decisiones operacionales, entre otras muchas posibilidades. 

 

Las grandes ventajas de la industria 4.0

  • Idealmente, permite crear una fábrica inteligente, caracterizada por la robotización y la automatización a todos los niveles, donde las máquinas, equipadas con el software adecuado, pueden llegar a tomar decisiones de forma autónoma y resolver problemas por ellas mismas, a partir de su experiencia.
  • Optimización de procesos, minimizando errores y reduciendo las interrupciones de producción.
  • Ahorro de costes en personal y materias primas.
  • Se consigue mejorar la calidad de productos, perfeccionado su funcionamiento y añadiéndoles más y mejores funcionalidades.
  • Se acortan los tiempos de producción.
  • Se flexibiliza mucho la producción, permitiendo su descentralización y la creación de productos personalizados.
  • Ayuda a flexibilizar horarios y permite una mayor conciliación familiar.
  • Se libera a los empleados de las tareas más repetitivas y, a veces, peligrosas.
  • En general, se logra aumentar la rentabilidad y productividad de las empresas.

 

Aunque las ventajas de la industria 4.0 son indudables, no se debe obviar que supone también un gran reto para las empresas. Es necesaria una considerable inversión en tecnología y la formación adecuada de los empleados, precisándose cursos de reciclaje y ayuda externa. 

En GDX Group te ayudamos a implantar la estrategia de transformación digital más adecuada para tu empresa, para que puedas dar con total seguridad y de forma rentable el salto definitivo hacia la industria inteligente. 

CTA-transformacion-digital

Sin comentarios

Publicar un comentario