El sector empresarial es uno de los que más se ha visto cambiado gracias a la tecnología. La automatización de procesos empresariales, aunque un concepto nuevo, ha logrado abrirse paso en casi todas las empresas e industrias. Esto no es ninguna sorpresa. Sobre todo, teniendo en cuenta la capacidad de este sistema de deshacerse de los retos operativos que hacen a muchas empresas perder dinero.